La impaciencia del corazón

El título ya invita a leer este maravilloso texto del austriaco Stefan Zweig, poeta destacado y biógrafo, con alma frágil y escritor centroeuropeo de entreguerras, culto y leído. Publicado originariamente como La piedad peligrosa, la editorial Acantilado lo reeditó hace unos años. Un libro para ser leído que narra una historia atemporal que pudiera suceder en cualquier época y a cualquiera que no sea capaz de encontrar la frontera entre la compasión y el amor. Una novela de culto cuyo enunciado se resume de manera sublime en boca del doctor Condor, un personaje fascinante:
“Hay dos clases de piedad. Una, la débil y sentimental, no es más que impaciencia del corazón por librarse lo antes posible de la embarazosa conmoción que padece ante la desgracia ajena; esa compasión no es compasión, es tan sólo apartar instintivamente el dolor ajeno del propio espíritu. La otra, la única que cuenta… la compasión no sentimental, pero creativa, sabe lo que quiere y está decidida a resistir, paciente y sufriente, hasta sus últimas fuerzas e incluso más allá”
La impaciencia del corazón se sitúa en los albores de la primera guerra mundial, pero el contexto es una excusa en una novela dónde lo fascinante son los conflictos de los personajes.
El teniente Hoffmiller, joven, apuesto y casualmente destinado a un pueblo de provincias, conocerá a la joven Edith, hija de un acaudalado burgués que sufre parálisis. La compasión que el militar siente, le llevará a alimentar un amor que no es tal y las consecuencias serán desgarradoras. Un bello texto narrativo. Imprescindible.

Quizás también te interese leer

Sin comentarios

Deja tu comentario