Lluvia

Óscar Ramos ilustración
Llueve. No, espera un momento, no pienses que “menuda novedad” porque vivo besando el Atlántico. Todavía, y ya casi hace un mes que me instalé, la lluvia no había venido a saludarme y fíjate que yo la esperaba en cualquier momento.
Me gusta. No me importa mojarme por fuera y aunque soy buena anfitriona lo que no permito es que me empape por dentro.
Los lugareños parece que la ignoran, tan acostumbrados están a ella que conviven con el agua con absoluta normalidad. Y no se quedan en casa. Creo que voy a tener que renovar mi armario y hacerme con unas buenas botas  y un paraguas de mil colores. Ya sabes, si te caen limones del cielo, ve a la cocina y prepárate un Gin – Tonic.

Quizás también te interese leer

1 Comentario

  • Contestar
    Fernando Luis Sabido
    julio 24, 2015 de 9:34 pm

    Qué hago mirando la lluvia, si no llueve.

    Un beso bonita.

  • Deja tu comentario