Ilustración de Dung Ho

 

 

Lo mejor del frío es el calor de dentro. Leo con calcetines gruesos de papá puestos “Martes con mi viejo profesor”, de Mitch Albom.

Antes, he empezado a escribir algunas de mis felicitaciones de Navidad, una costumbre que no me dejo perder. Tan lejos de la gente que quiero y tan cerca que los siento en mi corazón. El Sr. Wilson duerme estirado bajo mis pies, con un ojo que abre y cierra al compás del teclear de mi ordenador. Decididamente yo no lo tengo a él, es él quien me tiene a mi. Luego están mis hadas y su papa, haciendo hogar acurrucados en el sofá. Estaba pensando, lo que siempre he creído, las cosas más hermosas, las que yo más quiero, esas no se adquieren en los black friday, esas son luminosas y las tengo en mi casa. Una bendición.

Quizás también te interese leer

Sin comentarios

Deja tu comentario