El bar de las grandes esperanzas

“Íbamos para todo lo que necesitábamos. Cuando teníamos sed, claro, y cuando teníamos hambre, y cuando estábamos muertos de cansancio, Íbamos cuando estábamos contentos, a celebrar, y cuando estábamos tristes, a quedarnos callados. Íbamos a buscar amor, o sexo, o líos, o a alguien que estuviera desaparecido, porque tarde o temprano todo el mundo se pasaba por allí. Íbamos sobre todo, cuando queríamos que nos encontraran.”

Así empieza, y ya no puedes dejar de leerlo. Hay libros que me gustan, los leo, los recuerdo, los olvido. Hay otros que decididamente se quedan a vivir conmigo. Éste de Moehringer, autor norteamericano del fenómeno literario OPEN, ya tiene un sitio en mi casa. Te digo que es espectacular, conmovedor, brillante, inconmesurable y no te lo estoy contando todo.

Quizás también te interese leer

Sin comentarios

Deja tu comentario