Un perro

El Sr. Wilson

Mi amigo es de origen escocés, natural de Granada y residente en A Coruña. Llegó a mi vida para sacarme un luto. Para curarme necesitaba  más tiempo y él quería ser breve. A punto estuvo de irse también con una parvovirosis. Él es un chico fuerte y yo muy insistente. Siempre que escribo me calienta los pies, sea invierno o verano. Le gusta la música de mis dedos golpeando las teclas.

“Cuando es tuyo deja de ser un perro para convertirse en un nombre, unos ojos, respuestas, presente contínuo y biografía en común. Para los demás no llega nunca a ser alguien, por mucho que para quien lo vive sea más alguien que muchos que debieron serlo en su momento…
Llorar a un perro es llorar lo que le damos de nosotros, con ellos se va la vida que no dimos a nadie, los momentos que nadie vio. Se va el guardián de los secretos”.
Alejandro Palomas, en Un Perro. Ed Destino
He leído con una sonrisa esta novela de Alejandro Palomas, uno de mis autores favoritos, porque no es solo el retrato fascinante del vínculo entre un hombre y su perro, sino también un vendaval de emociones, una mirada tierna y cruda al universo familiar. Un homenaje al amor en todas sus manifestaciones.

Quizás también te interese leer

Sin comentarios

Deja tu comentario