Las grandes mujeres

Las grandes mujeres. Qué condición la nuestra. Que responsabilidad. Entonces ella escribía intuitiva, se sabía poeta. Alfonsina Storni. ¿Quién era? Una madre soltera en la Argentina de principios del siglo XX, cajera en una farmacia, operaria en una fábrica, estudiante, maestra, amante equivocada. Vivía desde el mar hacía el mar. Puedo imaginarla contemplando a diario ese hermoso azul, sabedora de su propia soledad. Quizás no has leído uno solo de sus poemas, pero reconoces su historia, su trágico final, su leyenda, su muerte abrazada al agua, contada en la canción Alfonsina y el mar. Si supieras, Alfonsina, cuantas veces, cuantas voces, han cantado tu muerte.

Me he emocionado leyendo algunos de sus poemas, ahora los sigo buscando todos. Escribió con palabra precisa, desde una triste alegría. Arquitecta de la lengua, romanticista, vanguardista, intimista, pero en esencia, feminista y combativa.  Entonces, ya nos restituyó a todas la mujeres, rebelándose con «Tú me quieres alba…»(El dulce daño, 1918), gritando su independencia frente al hombre, decía: «Hombre pequeñito, te amé media hora. / No me pidas más»

En palabras de Clara Sánchez, la poesía de Storni “es tierna y delicada, pero rocosa, como si uno tuviera que arañarse las manos y las rodillas hasta coger esas flores y esos cardos y los besos de los que habla.” Me desagrada que la poesía esté de moda, ojalá se quede para siempre. Mientras tanto yo me sirvo de Rosalía, que también canta por Alfonsina, para acercar la literatura a mis pequeñas mujeres. Esta mujer que intervino hasta en su destino, envió al diario La Nación el soneto «Voy a dormir», pero dejó bellísimos poemas de vida, la suya, que aprisionó en su obra.

Me vienen estas cosas del fondo de la vida:

acumulado estaba, yo me vuelvo reflejo…

Agua continuamente cambiada y removida;

así como las cosas, es mudable el espejo.

 

Momentos de la vida aprisionó mi pluma,

momentos de la vida que se fugaron luego,

momentos que tuvieron la violencia del fuego

o fueron más livianos que los copos de espuma.

 

Las grandes mujeres, es un libro editado por Nórdica Libros, que recoge una selección muy bella de poemas de la autora, enriquecidos por las ilustraciones de Antonia Santolaya.

Pic by Jonatan Becerra (@ionass86)

Quizás también te interese leer

Sin comentarios

Deja tu comentario